ISO/TS 16949: enfoque a procesos

ISO/TS 16949 es una especificación general de requerimientos para el sistema de calidad automotriz basado en especificaciones de ISO 9001. Nace por la necesidad de evitar la dualidad entre requerimientos de QS-9000(E.U.), VDA6.1 (Alemania), AVSQ (Italia) y EAQF (Francia).

Fue desarrollada en conjunto por la “International Automotive Task Force” (IATF), “Japan Automobile Manufacturers Association, Inc.” (JAMA) con apoyo de ISO/TC176, Gestión de Calidad y Aseguramiento de Calidad.

ISO/TS 16949 se considera favorable ante los esquemas de gestión anteriores, a los que remplaza. La versión actual de la especificación es ISO/TS 16949:2009. 

El propósito de esta especificación técnica (ISO/TS 16949) es el desarrollo de un sistema de gestión de calidad con el objetivo de una mejora continua enfatizando en la prevención de errores y en la reducción de deshechos de la fase de producción.

TS 16949 se aplica en las fases de diseño/desarrollo de un nuevo producto, producción y, cuando sea relevante, instalación y servicio de productos relacionados con el mundo de la automoción.

Los requerimientos son aplicables a lo largo de toda la cadena de producción. Recientemente también las plantas de ensamblaje de vehículos se están confrontando con la certificado ISO/TS 16949.

Enfoque de procesos

Esta Norma Internacional promueve la adopción de un enfoque a procesos en el desarrollo, implantación y mejora de la efectividad de un Sistema de Administración de Calidad, para incrementar la satisfacción del cliente mediante el cumplimiento de sus requerimientos.

Para que una organización funcione en forma efectiva, tiene que identificar y administrar un cierto número de actividades relacionadas. Una actividad que hace uso de recursos, y se administra a fin de permitir la transformación de entradas en resultados, puede ser considerada como un proceso.

A menudo, el resultado de un proceso se convierte en la entrada del siguiente. La aplicación de un sistema a través de procesos en una organización, junto con la identificación e interacción de tales procesos y su administración, son considerados y se refieren como un “Enfoque a Procesos”.

Una ventaja del enfoque a procesos es el control continuo que ofrece sobre el enlace entre los diferentes procesos individuales dentro del sistema de procesos mismo, así como en su combinación e interacción. Cuando se use dentro de un Sistema de Administración de Calidad tal enfoque hace énfasis en la importancia de:

  • Entender y cumplir requerimientos.

  • La necesidad de considerar  procesos en términos de valor agregado.

  • La mejora continua de los procesos en base a la medición de objetivos

  • Obtener resultados del desempeño y efectividad de los procesos.

Copyright © 2017 Wilsoft (Software para Sistemas de Gestión)